viernes, 24 de mayo de 2013

El aumento de los femicidios y la debilidad institucional en Honduras preocupan a la CIDH


Tegucigalpa, 23 de mayo de 2013. “Hay una condición de debilidad institucional que es de una enorme preocupación para la Comisión. Existen problemas severos de impunidad y de incumplimient
Emilio Álvarez, Secretario Ejecutivo de
        la CIDHo en materia de atención a recomendaciones, o a medidas cautelares que ha emitido la Comisión”, sostuvo el Secretario Ejecutivo de la CIDH, Emilio Álvarez, a la Campaña Contra los Femicidios,  durante la III Asamblea de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (RedLad), realizada en  Tegucigalpa.
Actualmente Honduras  integra la “lista negra” de países en América Latina donde se cometen mayor cantidad de abusos a los Derechos Humanos, de acuerdo al informe anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), publicado el pasado mes de abril de 2013. Dicho informe, en su capítulo IV, señala sobre Honduras que existen "asuntos estructurales en materia de justicia, seguridad, marginación y discriminación", que se volvieron más complejos desde el golpe de Estado de junio de 2009 y cuyas repercusiones aún se sienten.
El Secretario Ejecutivo de la CIDH mencionó que la Comisión considera que la situación de Honduras es grave, donde los hechos de violencia y los atropellos hacia defensores de derechos humanos; asesinatos de periodistas, integrantes de la comunidad LGTBI y la violencia contra las mujeres, son de profunda preocupación en materia de DDHH.

Contexto de violencia contra las mujeres
Antes de la asamblea de la RedLad, Tracy Robinson, Relatora sobre los Derechos de las Mujer de la CIDH, participó en una reunión con defensoras de derechos humanos, organizaciones feministas y de mujeres, así como lideresas de los pueblos originarios y garífunas de Honduras, donde se compartió la situación de los derechos de las mujeres y la violencia que viven en el país.

Durante dicha reunión, Robinson recibió reportes sobre las persecuciones a defensoras, a mujeres indígenas, e información sobre los niveles de asesinatos de mujeres en el país. En este encuentro participó  la Tribuna de Mujeres Contra los Femicidios, oportunidad en que se hizo entrega del  segundo informe sobre femicidios “Cómo se tejen los hilos de la impunidad”, donde se detalla el incremento de asesinatos de mujeres en los últimos años. Para el caso, en el año 2012 se registraron más de 600 femicidios a nivel nacional, según estadísticas del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

“Recibimos reportes desde las organizaciones sobre los altos niveles de asesinatos de  mujeres, un alto nivel de femicidios con armas de fuego. Esto preocupa considerablemente a la CIDH, porque, según la información que recibimos, los índices de violencia no están disminuyendo, sino que aumentando”, recalcó la relatora.
De acuerdo a cifras del Observatorio de la Violencia el 80.5% de los crímenes en Honduras se cometen con arma de fuego. En 2012, según datos del mismo Observatorio, 452 mujeres fueron asesinadas  con  este tipo de armas, representando el 74.6% de las muertes de mujeres. La actual ley de portación de armas permite la tenencia de hasta 5 armas por cada hondureño(a). El Congreso Nacional se encuentra discutiendo un dictamen a dicha ley para modificar la tenencia y portación de armas en el país, reduciendo la tenencia a un arma por persona, entre otras materias que limiten y regulen su acceso.
La relatora también recibió reportes sobre violaciones hacia mujeres jóvenes en el país. “Las mujeres jóvenes en Honduras se enfrentan a la violación, la forma de la violencia más grave, la incidencia de violencia más alta. Desde el punto de vista de la Comisión, primero, nos preocupan  los derechos de la mujer, pero también de las niñas y niños”, mencionó Robinson. El informe “Cómo se Tejen los Hilos de la Impunidad”, de la Tribuna de Mujeres, describe el  patrón de ensañamiento contra los cuerpos de las mujeres, coincidiendo con el diagnóstico de la relatora sobre la gravedad de los crímenes en materia de  violación, tortura y asesinato. En múltiples casos se han reportado mutilaciones hacia sus cuerpos.

Impunidad y Violencia machista como el talón de Aquiles
Los funcionarios de la CIDH también compartieron sus impresiones sobre la impunidad y la cultura machista que genera violencia en el país, dificultando el respeto irrestricto a los derechos humanos de las mujeres  y contribuyendo  a que sus violaciones se acentúen en un clima de débil institucionalidad.
El Secretario Ejecutivo de la CIDH Emilio Álvarez enfatizó en que “hay, a su vez, una serie de condiciones estructurales, de una cultura machista, de una cultura de misoginia, una herencia, que genera una condición de riesgo para muchas mujeres y este desafío, que implica  fortalecer la presencia del Estado que garantice los derechos de las mujeres, debe generar una condición que permita sancionar a aquellos que generan las amenazas”.
“El problema no solo tiene que ver con poderes fácticos, tiene que ver con los términos en que se desarrollan las relaciones en el ámbito doméstico, tiene que ver con expresiones de las relaciones entre hombres y mujeres. La violencia contra las mujeres lamentablemente tiene una de sus peores expresiones en el hogar; hemos descubierto que el lugar más inseguro para la mujer no necesariamente es una plaza abandonada o un callejón solitario, sino  su casa, y que los agresores  desafortunadamente muchas veces son hombres cercanos, el esposo, el compañero, el padre, el hermano, el vecino, el tío, el amigo, el novio”, mencionó  Álvarez.

Un reto para el Estado: aceptar su responsabilidad en la violencia contra las mujeres
Tracy Robinson mencionó que existen muchos retos para el Estado, a fin de romper estos ciclos de violencias que enfrentan las mujeres. “Los retos para el Estado Hondureño son similares a los de otros lugares en las Américas y otras partes de América Central, y uno de los desafíos se vincula  con la impunidad. Una preocupación clave es que se responsabilicen a quienes cometen la violencia y Honduras, como otros países en la región, lucha con la dificultad para asegurar que haya acceso a la justicia por parte de las víctimas de violencia y que se rompa con el ciclo de la violencia. Esto requiere de investigaciones efectivas, un verdadero proceso y el juzgar y responsabilizar a las personas por sus acciones. Sin eso, la personas en general y las mujeres no denunciarán los delitos, no tendrán confianza en el sistema de justicia, lo cual aumenta la impunidad. Entonces, un elemento clave para fortalecer el sistema es  aumentar el acceso a la justica por parte de las víctimas”, puntualizó Robinson.
Tracy Robinson, Relatora de la CIDH
          para los derechos de las mujeresAnte esta situación de impunidad y discriminación en el acceso a la justicia que viven las mujeres en Honduras, la Campaña Nacional Contra los Femicidios realizará el 19 de junio del 2013, un Tribunal Alterno Contra los Femicidios con el objetivo de visibilizar las violaciones a los derechos humanos de las mujeres y el NO cumplimiento de los principios de igualdad  y no discriminación ante la ley  que prevalece en los  casos de femicidios en Honduras.
Sobre este Tribunal Alterno,  Tracy Robinson mencionó que la CIDH aplaude dicha iniciativa, ya que “las mujeres defensoras de los DDHH desempeñan un papel absolutamente central en transformar el ambiente en que viven las mujeres y así el problema de la violencia (…) No solo desempeñan un papel crítico en proveer servicios a las víctimas y garantizar sus derechos, sino también en señalar las responsabilidades que les competen  a los jueces y al poder judicial. Aplaudimos y animamos a todos los Estados miembros a construir alianzas con las organizaciones de mujeres y realizar todos los esfuerzos para abordar la violencia”, mencionó.

“Sin embargo, mantenemos la fuerte creencia de que los Estados deben aceptar su propia responsabilidad, ya que a menudo dejan la responsabilidad en manos de la sociedad civil. Debemos apoyar a la sociedad civil, pero el Estado también debe aceptar su propia responsabilidad de enfrentar la violencia contra las mujeres”, finalizó Tracy Robinson.
-- 
Campaña Nacional Contra los Femicidios
"En Memoria de sus Vidas, NO dejaremos impune sus muertes"
www.contralosfemicidios.hn
Visítanos en Facebook: ContralosFemicidios
Síguenos en Twitter: @FemicidiosHND

1 comentario:

  1. El problema no es que las feministas seáis feas (que los sois, y mucho), es que sois guarras.

    Lavaos el útero, ostiaaaaaaaaa, que apesta¡

    ResponderEliminar