martes, 31 de agosto de 2010

¿Que es el Feminismo? por Andrea Dworkin


Con ocasión del lanzamiento de la cuarta versión de la campaña ¡CUIDADO! EL MACHISMO MATA de la Red Chilena contra la Violencia Domestica y Sexual a realizarse hoy 9 de Septiembre 2010 en el concurrido paseo ahumada ubicado en el centro de Santiago, publico este articulo trata de Andrea Dworkin, feminista comprometida estadounidense que trabajo incansablemente contra la violencia, especialmente la violencia simbolica.

F!#$&%* The F´ Word

Por Andrea Dworkin (fotos)

Traducción Beatriz Sotomayor

“Este texto notable lo encontré en un fanzine, una revista hecha a mano por medios artesanales, realizada por algunas estudiantes de la Universidad de New Hampshire, quienes toman a Andrea como inspiración. Este fanzine llamado femizine fue escrito en un espíritu de intensa rebeldía, pues en su universidad las tasas de violación son 10 veces las de la población general de los Estados Unidos y las estudiantes están furiosas”.

Debajo del fragmento sobre lo que es el feminismo por Andrea, incluyo links a su obra y la traducción parcial de su biografía en wikipedia, que no le hace justicia a esta tortuosa, polémica, intensa, brillante, desafortunada y talentosa escritora y activista.


.

F!#$&%* The F´ Word por Andrea Dworkin

Creo que el feminismo es algo que siempre he conocido dentro de mí misma. El feminismo es amor por las mujeres. Amor por mí misma. Amor por la existencia, profundo etéreo amor por la existencia.

El feminismo es un flujo perpetuo de pensamiento, me ha permitido entrar en un nuevo espacio de conciencia; no creo que haya una definición, creo que es un espacio universal. He añorado expresar este flujo de pensamiento, articular ese lugar, más allá del patriarcado donde mi mente viaja. Era el feminismo.

Creo que al definir y estudiar ‘feminismo’ (bajo el patriarcado) creamos espacios donde podemos ser malentendidas y usadas, excluyentes, poco atrayentes y limitadas. Por eso es que yo lo defino en términos de lo que ha hecho por mí. El feminismo ha sido el portal que me llevo al camino que seguiré. Ha sido el calor que ha derretido las capas de ignorancia y falta de conciencia, acercándome a mi esencia y a mi ser presente. Ha sido el origen de mis profundidades indescriptibles que añoran un mundo nuevo.

Alentaría a cualquiera a mirar dentro de sí y tocar la luz que brilla inherentemente – ver que es el feminismo para ti y compartir con nosotras como tu ser interno lo define o percibe.

No creo que el compromiso (con el feminismo) signifique que seas responsable de tu vida privada frente al movimiento de mujeres. Pienso que implica el reconocimiento de que lo que a ti te pasa en privado, no te pasa simplemente a ti, probablemente le pasa a vastos números de mujeres, que te sucede porque eres una mujer, y lo que el feminismo requiere de cada individua involucrada es el compromiso a estar dispuesta a hacer las preguntas dolorosas. No creo que signifique adherirse a un set de respuestas.

Para encontrar más escritos de Andrea Dworkin:

http://www.nostatusquo.com/ACLU/dworkin/OnlineLibrary.html

A continuación algunos fragmentos de la larga biografía de Andrea Dworkin en Wikipedia, entiéndase que solo cuento un tercio de lo que allí sale:

Andrea Rita Dworkin (1946 –2005) fue una feminista radical estadounidense y una escritora muy conocida por su crítica a la pornografía, la cual Andrea señalaba está ligada a la violación y a otras maneras de violencia contra las mujeres.

Polémica y muy a menudo mal interpretada, paso por muchos cambios por ejemplo en los 60´s fue una activista anti-bélica y anarquista, después abandonaría el anarquismo y dedicaría su producción (Dworkin escribió 10 libros) a la teoría y la práctica del feminismo radical.

A fines de los 70´s y durante los 80´s, se hizo famosa como oradora del Movimiento Feminista Anti-Pornografía, y por sus libros sobre el tema.

En 1965, mientras estudiaba en Bennington College, Dworkin fue arrestada en una protesta contra la Guerra de Vietnam y fue detenida en New York Women's House of Detention. Dworkin testifico que los doctores allí la examinaron internamente con tanta brutalidad que sangro por días. Ella hablo en público y testifico frente al gran jurado sobre su experiencia, el gran jurado no tomo medidas, pero el testimonio de Andrea contribuyo a la indignación pública por el maltrato de los detenidos.


Andrea tuvo la suerte (buena y mala) de viajar mucho durante su vida, vivió en Creta por dos años después de testificar, volvió a los estados unidos a terminar sus estudios, luego viajo a Holanda donde entrevisto a anarquistas holandeses del movimiento contracultural de Provo, allí ella se enamoro de uno de ellos, se caso y tuvo un matrimonio de pesadilla, con maltratos físico espantosos.

Dejo a su marido en 1971, Dworkin cuenta que su ex la atacaba, perseguía y acosaba, golpeándola y amenazándola cuando la encontraba. Ella estaba desesperada por dinero, a menudo dormía en la calle, estaba aislada a miles de kilómetros de su casa.

Ella cuenta, "A menudo vivía la vida de una fugitiva, excepto que era la desesperada vida de una mujer golpeada que huyo por última vez, sin importar lo que pasara". Ella llego a tener que prostituirse. Ricki Abrams, una feminista estadounidense expatriada albergo a Dworkin en su casa, y la ayudo a encontrar lugares donde vivir, como casas-bote, una granja comunal e incluso edificios desiertos. Ella trataba de juntar dinero para volver a los Estados Unidos.

Abrams le mostro a Dworkin escritos feministas estadounidenses y Andrea encontró especialmente inspiradores: Sexual Politics de Kate Millet, The Dialectic of sex de Shulamith Firestone y Sisterhood is Powerful de Robin Morgan. Ella y Abrams empezaron a trabajar juntas en ensayos y fragmentos sobre el odio a las mujeres en la cultura y la historia.


Dworkin escribió mas tarde que eventualmente acepto ayudar a pasar por aduanas un maletín con heroína por mil dólares y un pasaje de avión, pensando que de ser afortunada podría volver a casa, y si no a lo menos yendo a prisión huiría de su ex-marido. El trato finalmente no se llevo a cabo, pero el hombre que le prometió el dinero a Andrea, le dio el pasaje de todas maneras y pudo retornar a USA en 1972.


Antes de irse de Ámsterdam, Dworkin converso con Abrams sobre su experiencia en Holanda, sobre el emergente movimiento feminista, y el libro que empezaron a escribir juntas. Dworkin accedió a terminar el libro — el cual eventualmente titulo Woman Hating — y lo público en USA. En sus memorias, Dworkin relata que durante esa conversación ella juro dedicar su vida al movimiento feminista:

Sentada con Ricki, le jure: que usaría todo lo que se, incluso lo que se de prostitución, para hacer el movimiento de mujeres más fuerte y mejor; que daría mi vida al movimiento y por el movimiento. Prometí estar atada por honor al bienestar de las mujeres, hacer todo lo necesario por ese bienestar. Prometí vivir y morir de ser necesario por las mujeres. Hice ese voto hace 30 años y no lo he traicionado aun.

Andrea Dworkin, Heartbreak: The Political Memoir of a Feminist Militant, 122.

En Nueva York, Dworkin trabajo nuevamente como una organizadora anti-bélica, participo en marchas por los derechos lesbianos y contra el apartheid en South Africa. La poetisa feminista Muriel Rukeyser la contrato como su asistente (Dworkin cuenta "Era la peor asistente en la historia del mundo. Pero Muriel me mantuvo porque creía en mi como escritora.") Dworkin también se unió a un grupo de concientización feminista, y pronto se involucro en la organización de feminismo radical, enfocándose en campañas contra la violencia contra las mujeres. Además de su escritura y su activismo, Dworkin gano notoriedad como oradora, mayormente en eventos organizados por grupos feministas locales. Se volvió muy conocida por discursos apasionados que inspiraban Fuertes emociones en seguidores y críticos, e inspiraban a su audiencia a entrar en acción, como su discurso en la primera marcha Take Back the Night en Noviembre de 1978, y su discurso en 1983 en the Midwest Regional Conference of the National Organization for Changing Men (ahora the National Organization for Men Against Sexism) titulado "Quiero una tregua de 24 horas durante la cual no haya violación."

Relación con John Stoltenberg

En1974, ella conoce al escritor feminista y activista John Stoltenberg en una lectura de poesía en Greenwich Village. Se volvieron grandes amigos y eventualmente empezaron a vivir juntos. Stoltenberg escribió una serie de libros feministas radicals y articulos sobre la masculinidad. Aunque Dworkin escribio públicamente "I love John with my heart and soul" y Stoltenberg describió a Dworkin como "the love of my life", ella continuo identificándose públicamente a sí misma como lesbiana, y el cómo gay. Stoltenberg, recuenta la perplejidad que su relación pareció causar en la prensa, y resumió la relación diciendo "Solo señalo los hechos más simples públicamente: si, Andrea y yo vivimos juntos y nos amamos y somos compañeros de vida y si ambos estamos afuera del closet."

Dworkin y Stoltenberg se casaron en 1998; después de la muerte de Andrea, Stoltenberg dijo "Es porque no le dijimos nunca a nadie que nos casamos, porque la gente se confunde con eso. Ellos piensan, Oh, ella es tuya. Y nosotros no queríamos ese sinsentido."

Dworkin participo en numerosos litigios de derechos civiles para combatir la pornografía, y llego muy lejos con su esfuerzo, sin embargo el libro que más llama mi atención es Right-Wing Women, que habla de las mujeres de extrema derecha limitando las libertades de las mujeres… ¿Cómo esas mujeres que trabajan mejor al alero de la virgen?.

Right-Wing Women

En 1983, Dworkin publico Right-Wing Women: The Politics of Domesticated Females/Mujeres de Derecha: Políticas de Hembras Domesticadas, que es un examen de las razones que tendrían las mujeres para colaborar con los hombres en la limitación de la libertad de las mujeres.

En el Prefacio de la edición británica, Dworkin señala que la nueva derecha de EEUU se enfoca especialmente en preservar la autoridad del hombre en la familia, la promoción de versiones fundamentalistas de religiones ortodoxas, combatir el aborto, y socavar los esfuerzos para combatir la violencia domestica, pero que también ha, por vez primera “tenido éxito en lograr que mujeres como mujeres (mujeres que afirman actuar por los intereses de las mujeres como grupo) actúen efectivamente a favor de la autoridad masculina, a favor de la jerarquía en las cuales las mujeres son serviles con los hombres, a favor de que las mujeres sean la propiedad por derecho de los hombres, a favor de la religión como una expresión de supremacía del macho trascendente". Dworkin se pregunta, "¿Porque las mujeres de derecha agitan por su propia subordinación? Como la Derecha, controlada por hombres, enlista su participación y lealtad? ¿Y porque las mujeres de derecha de verdad odian la lucha feminista por equidad?"

Sus Memorias

El 2002, Dworkin publico su autobiografia, Heartbreak: The Political Memoir of a Feminist Militant. Ella pronto comenzoa a escribir y hablar publicamente de Nuevo, y en una entrevista con Julie Bindel el 2004 dijo, "Pense que estaba acabada, pero siento una nueva vitalidad. Quiero continuar ayudando a las mujeres." Ella publico algunos artículos y comenzó un libro que dejo inacabado al morir a los 58 años de problemas al corazón.


11 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Bueno,ella defendia el asesinato de los hombres como ls unica forma de liberacion posible....

      Eliminar
    2. Bueno,ella defendia el asesinato de los hombres como ls unica forma de liberacion posible....

      Eliminar
  2. Creo que ningún extremo es bueno si bien a lo largo de la historia ha habido una supremacia del hombre lo que el feminismo radical o hembrismo está consiguiendo ahora es generar un odio extremo entre hombres y mujeres. Creo que una ideología radical no es el medio para conseguir la igualdad

    ResponderEliminar
  3. Creo que ningún extremo es bueno si bien a lo largo de la historia ha habido una supremacia del hombre lo que el feminismo radical o hembrismo está consiguiendo ahora es generar un odio extremo entre hombres y mujeres. Creo que una ideología radical no es el medio para conseguir la igualdad

    ResponderEliminar
  4. Bah, ustedes hablan sin saber! Dworkin no defendía el asesinato de hombres, y feminismo radical no quiere decir feminismo extremista. Ignorantes! Lean los libros de Andrea antes de comentar sin tener nada en la cabeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "... [W]omen and men are distinct species or races ... men are biologically inferior to women; male violence is a biological inevitability; to eliminate it, one must eliminate the species/race itself ... in eliminating the biologically inferior species/race Man, the new Ubermensch Womon will have the earthly dominion that is her true biological destiny."
      De "Letters From a War Zone", escrito por Andrea Dworkin.
      Quién es el ignorante?

      Eliminar
  5. Tú eres el ignorante.
    Ese es el recuento que Andrea hace de una conferencia, en ella, una de las panelistas propone que los hombres son de una raza inferior a las mujeres. Son übersmensch. Andrea Dworkin, judía, levantó la voz el oposición a esa horrenda idea, y fue abucheada por muchas. Declaró explícitamente que NO apoyaba esa ideología.

    "... So I spoke, afraid. I said that I would not be associated with a movement that advocated the most pernicious ideology on the face of the earth. It was this very ideology of biological determinism that had licensed the slaughter and/or enslavement of virtually any group one could name, including women by men. ("Use their own poison against them, " one woman screamed. ) Anywhere one looked, it was this philosophy that justified atrocity. This was one faith that destroyed life with a momentum of its own. Insults continued with unabated intensity as I spoke..."

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. otro potencial asesino!! encubridor de la violencia hacia las mujeres!!

      Eliminar